Existen determinadas fragancias de ambientadores que presentan la propiedad de ser repelente mosquitos, como la citronella, el incienso, el bambú…
Esparciendo sus efluvios a medida que se consume la vela aromática, conseguiremos ahuyentar con el repelente mosquitos y otros insectos que, sin pedirnos permiso para ello, invaden nuestra casa e cada cambio de estación y perturban la tranquilidad y el sueño.
Por supuesto, y además de su durabilidad y eficacia como repelente mosquitos, son aromas que huelen muy bien.